Apuntes de Geología

La Ciencia Geológica

Estructura de la Tierra

Téctónica de Placas

Sismos

Geología Histórica y Estratigrafía

Mineralogía

Petrografía

Geología en Minas

Galería de Imagenes

Fuentes de imágenes

Enlaces

Interés general

Autor

 

Sismos - Intensidad

Sismos

Terminología

Ondas sísmicas

Intensidad

Magnitud

Efectos

Tsunamis

Intensidad

Es una medida para los efectos físicos de un sismo. La medición se realiza observando los efectos o daños producidos por el temblor en objetos, construcciones, y terreno en general. También se considera la percepción y reacción de personas. La intensidad que se manifiesta en un lugar determinado depende de varios factores:

  • la "fuerza" del sismo (magnitud, energía liberada)
  • la distancia del punto de observación del epicentro
  • las características geológicas locales y la naturaleza del terreno
  • el tipo y la calidad de construcciones del lugar
  • la exposición de personas
  • la percepción subjetiva de cada persona

Para clasificar la intensidad se establece una escala descriptiva. Existen varias escalas similares, siendo la utilizada en Chile la Escala de Mercalli Modificada. Esta escala consiste en doce categorías, identificadas por números romanos ascendentes desde el grado menor hasta el más alto.

Para un sismo se reportan varias intensidades que (en general) van decreciendo a medida que la distancia del epicentro aumenta.

Descripción: J:\001 Joachim.cl\servidor\geologia\ilustraciones\sismos\haiti.jpg

Intensidades del terremoto de Haiti (2010) (Magnitud 7,0)

(43)

 

El conocimiento de la Intensidad de un sismo tiene utilidad práctica pero no entrega valores matemáticamente exactos de la "fuerza" de un sismo. Además, es difícil e incluso imposible comparar las intensidades de sismos en lugares del mundo muy distantes entre sí.

Ejemplo I: dos sismos de la misma magnitud que ocurren en Chile y en Turquía pueden tener una intensidad de VI en el primer lugar y VIII en el segundo, debido a la diferente calidad de las construcciones, con todos las diferencias de daños físicos y pérdidas de vida que este hecho implica.

Ejemplo II: El terremoto de Haiti del tuve una magnitud de 7,2 , causando la muerte de más de 300.000 personas y la destrucción casi completa de la infraestructura de la isla. En Chile, sismos de esta magnitud han ocurrido sin causar mayor daño. Las razones para estas consecuencias muy diferentes (es decir, diferentes grados de intensidad de la escala de Mercalli) se puede explicar por ejemplo por los siguientes factores:

  • Profundidad del hipocentro (el sismo de Haiti tuve una profundidad de solamente 10 km)
  • Calidad de construcciones (a pesar de daños y edificios destruidos en el sismo del 2010, en Chile hay normas de construcción antisísmica que al parecer en la mayoría de los casos se respetan y cumplen, con el resultado de número de víctimas y daños muy menores comparados con otros países en situaciones similares)

 

Escala de Mercalli Modificada

I.- No se advierte sino por unas pocas personas y en condiciones de perceptibilidad especialmente favorables.

II.- Se percibe sólo por algunas personas en reposo, particularmente las ubicadas en los pisos superiores de los edificios.

III.- Se percibe en los interiores de los edificios y casas. Sin embargo, muchas personas no distinguen claramente que la naturaleza del fenómeno es sísmica, por su semejanza con la vibración producida por el paso de un vehículo liviano. Es posible estimar la duración del sismo.

IV.- Los objetos colgantes oscilan visiblemente. Muchas personas lo notan en el interior de los edificios aún durante el día. En el exterior, la percepción no es tan general. Se dejan oir las vibraciones de la vajilla, puertas y ventanas. Se sienten crujir algunos tabiques de madera. La sensación percibida es semejante a la que produciría el paso de un vehículo pesado. Los automóviles detenidos se mecen.

V.- La mayoría de las personas lo perciben aún en el exterior. En los interiores, durante la noche, muchas personas despiertan. Los líquidos oscilan dentro de sus recipientes y aún pueden derramarse. Los objetos inestables se mueven o se vuelcan. Los péndulos de los relojes alteran su ritmo o se detienen. Es posible estimar la dirección principal del movimiento sísmico.

VI.- Lo perciben todas las personas. Se atemorizan y huyen hacia el exterior. Se siente inseguridad para caminar. Se quiebran los vidrios de las ventanas, la vajilla y los objetos frágiles. Los juguetes, libros y otros objetos caen de los armarios. Los cuadros suspendidos de las murallas caen. Los muebles se desplazan o se vuelcan. Se producen grietas en algunos estucos. Se hace visible el movimiento de los árboles y arbustos, o bien, se les oye crujir. Se siente el tañido de las campanas pequeñas de iglesias y escuelas.

VII.- Los objetos colgantes se estremecen. Se experimenta dificultad para mantenerse en pie. El fenómeno es percibido por los conductores de automóviles en marcha. Se producen daños de consideración en estructuras de albañilería mal construidas o mal proyectadas. Sufren daños menores (grietas) las estructuras corrientes de albañilería bien construidas. Se dañan los muebles. Caen trozos de estuco, ladrillos, parapetos, cornisas y diversos elementos arquitectónicos. Las chimeneas débiles se quiebran al nivel de la techumbre. Se producen ondas en los lagos; el agua se enturbia. Los terraplenes y taludes de arena o grava experimentan pequeños deslizamientos o hundimientos. Se dañan los canales de hormigón para regadío. Tañen todas las campanas.

VIII.- Se hace difícil e inseguro el manejo de vehículos. Se producen daños de consideración y aún el derrumbe parcial en estructuras de albañilería bien construidas. En estructuras de albañilería especialmente bien proyectadas y construidas sólo se producen daños leves. Caen murallas de albañilería. Caen chimeneas en casas e industrias; caen igualmente monumentos, columnas, torres y estanques elevados. Las casas de madera se desplazan y aún se salen totalmente de sus bases. Los tabiques se desprenden. Se quiebran las ramas de los árboles. Se producen cambios en las corrientes de agua y en la temperatura de vertientes y pozos. Aparecen grietas en el suelo húmedo, especialmente en la superficie de las pendientes escarpadas.

IX.- Se produce pánico general. Las estructuras de albañilería mal proyectadas o mal construidas se destruyen. Las estructuras corrientes de albañilería bien construidas se dañan y a veces se derrumban totalmente. Las estructuras de albañilería bien proyectadas y bien construidas se dañan seriamente. Los cimientos se dañan. Las estructuras de madera son removidas de sus cimientos. Sufren daños considerables los depósitos de agua, gas, etc. Se quiebran las tuberías (cañerías) subterráneas. Aparecen grietas aún en suelos secos. En las regiones aluviales, pequeñas cantidades de lodo y arena son expelidas del suelo.

X.- Se destruye gran parte de las estructuras de albañilería de toda especie. Se destruyen los cimientos de las estructuras de madera. Algunas estructuras de madera bien construidas, incluso puentes, se destruyen. Se producen grandes daños en represas, diques y malecones. Se producen grandes desplazamientos del terreno en los taludes. El agua de canales, ríos, lagos, etc. sale proyectada a las riberas. Cantidades apreciables de lodo y arena se desplazan horizontalmente sobre las playas y terrenos planos. Los rieles de las vías férreas quedan ligeramente deformados.

XI.- Muy pocas estructuras de albañilería quedan en pie. Los rieles de las vías férreas quedan fuertemente deformados. Las tuberías (cañerías subterráneas) quedan totalmente fuera de servicio.

XII.- El daño es casi total. Se desplazan grandes masas de roca. Los objetos saltan al aire. Los niveles y perspectivas quedan distorsionados.

 

arriba

www.joachim.cl/geologia

Inicio